¿Trabajo para vivir o vivo para trabajar?

Image

Trabajo y vida familiar son, con frecuencia, términos incompatibles. La mala gestión del tiempo o la falta de productividad son factores que hacen que el trabajo afecte negativamente a la vida familiar.

Hay personas a las que les cuesta mucho conciliar su trabajo con la vida familiar. Ganar más dinero, las aspiraciones profesionales o no saber poner límites a jefes y compañeros son algunas de las causas que motivan la necesidad de estar más tiempo en el centro de trabajo en detrimento de las relaciones familiares. A pesar de esto, hay que tener muy claro que tanto el trabajo como la familiar son partes que deben ser cuidadas y tratadas como se merecen, dentro de su parcela y sin intromisiones la una con la otra.

La competitividad de nuestra sociedad es otro factor determinante que hace que el trabajo ocupe cada vez más espacios que debieran estar destinados a la familia. Sin embargo, las horas extra no son sinónimo de más productividad, sino más bien al contrario. Existen estudios que demuestran que estas agónicas jornadas son causa de estrés laboral y descontento de los trabajadores. Y esto, obviamente, repercute de manera negativa en la productividad.

Así pues, saber conciliar trabajo y vida familiar es básico. Si no sabemos delimitar donde empieza uno y termina el otro pueden aparecer problemas familiares, estrés, aislamiento social, problemas psicológicos, bajo rendimiento o desmotivación.  No se trata de un asunto que se obvie. Cada vez hay más empresas que destinan recursos a la conciliación de la vida familiar y laboral. La creación de guarderías, la flexibilización de horarios o facilitar el teletrabajo son algunas de las medidas tomadas para lograr la ansiada conciliación.

Consejos para conciliar la vida familiar y el trabajo

1.- Buena organización del tiempo. Planificar las actividades diarias de forma concreta y precisa hará que sepamos qué hacer en cada momento. Es importante ser serios y cumplir los horarios previstos, aunque sin renunciar a un cierto grado de flexibilidad. La falta de previsión suele devenir en un caos de horarios y, por tanto, en pérdidas de tiempo en cosas inútiles.

2.- Aprender a delegar. Hay que saber que no somos imprescindibles. Por tanto, no es necesario que sea uno mismo quien deba hacer todas las tareas. Saber delegar responsabilidades hará que se disponga de más tiempo y las cosas que se hagan se harán mejor y más eficientemente.

3.- Fijar limites. Todo tiene su principio y su final. Y la jornada laboral, por supuesto, también. Es importante establecer un limite de tiempo más allá del cual no se va a seguir trabajando. Si se decide que se harán 8 horas diarias, así se ha de hacer por norma. Eso hará que la planificación de la vida familiar también pueda ser más efectiva.

4.- Saber decir ‘no’. A veces se asumen cargas de trabajo o responsabilidades por no saber negarse a hacerlo. Si uno es consciente de sus límites ha de ser consecuente con ello. Por eso el decir que no a esas tareas evitará precisamente el alargamiento de la jornada laboral.

5.- Cada cosa en su sitio. Ni debe llevarse el trabajo a casa ni los problemas personales a la oficina. Hay que procurar que cada cosa se trate en su lugar y en el tiempo que se dispone para ello. La vida familiar y el trabajo son dos entidades separadas que de ninguna manera hay de mezclar.

6.- Tiempo para el ocio. Todo el mundo necesita tener su propio espacio para la diversión, el ocio o las aficiones. Por eso es importante también destinar tiempo a uno mismo. Esto repercutirá positivamente en todos los ámbitos de la vida.

7.- Sin sentimientos de culpa. Los sentimientos de culpa por tomarse un descanso, el nerviosismo por una presentación o la incertidumbre al verse sobrepasado, deben eliminarse desde un principio. De lo contrario, ninguna de las actividades que realice fuera del lugar de trabajo, lograrán el efecto deseado.

En resumen, con unas pautas prefijadas, una óptima distribución de los tiempos y un cambio de actitud es posible realizar el trabajo de forma productiva y disfrutar de tiempo para cultivar la vida familiar.

 

Fuente: Untrabajo.es



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s